Proceso de demolición de un edificio

demolición de un edificio

Proceso de demolición de un edificio

Proceso de demolición de un edificio
5 (100%) 5 votes

Derribar una construcción es un proceso complicado que requiere la máxima concentración. Además de ser un trabajo peligroso que sólo puede ser desempeñado por profesionales con dilatada experiencia en demoliciones, como es el caso de los expertos de Derribos Madrid. ¿Conoces en qué consiste exactamente este trabajo? ¿Sabrías decir cuáles son las fases que integran el proceso de demolición de un edificio? Sigue leyendo para descubrirlas.

Fases de la demolición de un edificio

A continuación vamos a detallar cada una de las fases que forman parte del proceso de demolición de un edificio. Aunque se trata sólo de un ejemplo, ya que el proceso siempre se determinará por las condiciones de la construcción.

La primera de las fases es el corte de suministro. Tanto en los derrumbamientos, como en los movimientos de tierras,  debes tener clarísimo que la planificación es el punto más esencial de todos. Por eso la primera acción que debe hacerse es cortar los servicios de electricidad y agua del inmueble. Y por supuesto, se debe efectuar una pormenorizada verificación de toda la zona con el fin de detectar cualquier material que pueda resultar peligroso en una detonación y retirarlo. Un trabajo para el que se requerirá el trabajo de especialistas en la materia.

El siguiente paso que debe hacerse es aquel que afecta a todas y cada una de las medidas de seguridad que van a tomar parte en el derribo. Aquí será necesario equiparse con todo el equipo de protección, integrado por mascarillas, lentes protectoras, tapones para los oídos, respiradores y otros complementos de seguridad. Además de esto, se va a establecer un área de seguridad y requerir la presencia de personal cualificado de primeros auxilios.

El tercer paso va a ser el más estudiado y a su vez el más peligroso de todos. Esta fase consistirá en la colocación de explosivos dentro del inmueble. Además de la importante tarea de programar de qué forma caerá la construcción, cuáles son los puntos claves y la cuál debe ser la  velocidad de demolición.

Para la detonación controlada, va a ser preciso efectuar una detonación de prueba para asegurarse de que se ha tomado la resolución adecuada en lo que se refiere a la intensidad. Y cuando todo sea satisfactorio, despejaremos por completo la edificación y el área próxima para proceder al derrumbamiento.

Por último, cuando la detonación haya terminado, empezarán los trabajos de limpieza, de retirada de escombros y las excavaciones pertinentes. Aunque debes saber que cada edificio cuenta con unas características diferentes, y por tanto, el proceso de demolición puede variar. Si deseas conocer cómo sería el proceso de demolición de tu edificio, no dudes en contactar con nosotros. Recibirás toda la información que necesites sobre nuestro servicio de derribos.

Sin comentarios

Escribe un comentario